Susan Fang: innovación, matemáticas y moda sostenible

POR MYXEN MONTES


English version


Como amante de la moda y del medioambiente, siempre intento buscar diseñadores que pongan todo su empeño y determinación en intentar cambiar la industria mediante iniciativas innovadoras sostenibles. Hay una en concreto que me encanta y que creo que todo el mundo debería conocer: la diseñadora Susan Fang, afincada en Londres.


Se graduó en la universidad Central Saint Martins y siempre ha hablado de cómo esta universidad le dio libertad académica, le permitió expresarse más y atreverse a asumir más riesgos. Según su perfil de diseñadora en la web de LVMH Prize —un programa del grupo LVMH para homenajear y apoyar a los jóvenes diseñadores de todo el mundo—, «la filosofía de Susan Fang no se deja llevar por tendencias o estilos, ni siquiera por una estética en concreto. Al contrario, trata de traspasar el ámbito del diseño para plasmar un espejismo de ilusiones artísticas». Fang fue galardonada como una de las semifinalistas del programa en el año 2019.


Tras hacer sus prácticas en firmas de moda como Kei Kagami, CELINE y Stella McCartney, junto con la filosofía que desarrolló en la Central Saint Martins, en 2015 fundó su propia marca, que es, a su juicio, «pura» y «se centra en el diseño».


Quizá alguien se haya sorprendido al leer la palabra matemáticas en el título del artículo, pero puedo asegurar que no se trata de una errata. Fang ha sabido combinar la belleza de la percepción y los conceptos matemáticos para perfeccionar el equilibrio entre geometría y secuencias, y producir así diseños inspirados en el algoritmo de la naturaleza. En palabras de la joven diseñadora: «Los estampados más bonitos siempre están vinculados a la naturaleza».


Susan Fang también es conocida por ser pionera en una técnica que ha bautizado como «air-weaving». Se trata de un proceso que consiste en unir varias capas de tejido para dar a las prendas un aspecto tridimensional. Presentó sus piezas contemporáneas el año pasado en la semana de la moda de Milán y su trabajo, con un sentido del estilo etéreo e inspirado en las sirenas, fascinó a más de uno. Los accesorios de vidrio que incorpora en sus diseños son algo así como lágrimas de ángel, congeladas y cosidas a cada una de las prendas.


Por si fuera poco, la joven diseñadora también fue reconocida por su filosofía de producción respetuosa con el medio ambiente, que genera los mínimos residuos. Cada pieza de su colección está confeccionada a mano y utiliza materiales respetuosos con la naturaleza, como el termoplástico biodegradable.


«Mi enfoque respecto a la sostenibilidad surge de forma muy orgánica», afirmó cuando se le preguntó por el tema. Fang explicó que esto proviene de su primera etapa, cuando aún estaba empezando y su madre siempre le pedía que no tirara ningún trozo de tela. Incluso cuenta que utiliza los retales que le sobran para hacer tocados, como sombreros y flores.


El hecho de que una joven asiática esté floreciendo en la industria de la moda me hace recordar las exitosas trayectorias de grandes influencias de la moda asiática, como Anna Sui, Guo Pei y Vera Wang. Sus obras constituyen una auténtica poesía de la moda; desde su capacidad para combinar percepción y conceptos matemáticos, hasta ser pionera en materia de innovación técnica y no perder de vista la sostenibilidad. En pocas palabras, creo que Susan Fang todavía tiene mucho que decir.


Bibliografía: 1 Granary. https://1granary.com/interviews/designers/susan-fang-is-desperately-seeking-beauty/ LVMH PRIZE. https://www.lvmhprize.com/designer/susan-fang/ Vogue. https://www.vogue.com/slideshow/susan-fang-spring-2020-milan-fashion-week-show Susan Fang Official. https://www.susanfangofficial.com


Traducido por Andrea García Hernández

41 vistas0 comentarios