El aspecto cultural de la moda

Actualizado: jul 20

BY LUCÍA LOZADA


English version


La industria de la moda está avanzando a pasos agigantados hacia una producción más sostenible y ética. Personalmente, creo que para que este cambio se produzca y poco se convierta en una realidad, los consumidores tienen que estar muy involucrados. Lo primero que se me vino a la mente cuando tuve la oportunidad de escribir para ELOQUĒNTIA, pensando en que solo escuchamos hablar de cómo ocurren estas transformaciones en las grandes ciudades y capitales de la moda, fue en escribir sobre cómo estos cambios de paradigma se están dando en América Latina - porque están ocurriendo, solo que no se habla de ellos lo suficiente. Asimismo, quería escribir sobre la forma en que podría ayudar a abrir el debate y animar a los consumidores a apoyar a marcas locales, sostenibles, éticas y que en general tienen una muy buena visión para el futuro de la moda y trabajan para hacerla real.

Quería dar a conocer algunas marcas latinoamericanas que no solo están tomando la iniciativa de producir moda más sostenible, sino que lo hacen mientras brindan oportunidades de trabajo, empoderan el trabajo de mujeres artistas e intentan mantener viva la cultura de los diferentes países y comunidades de donde proceden.

Retomando la obra del filósofo Walter Benjamín, la modernidad se ve definida por el desarrollo de una conciencia histórica de la condición actual, siendo capaces de reconocer un eco entre el tiempo que vivimos y anteriores:

"La moda funciona como un hecho histórico, no simplemente como un elemento historizado del pasado, sino más bien como una fuerza que a través de su constante referencia y cita rompe la continuidad histórica y activa, a veces incluso revoluciona los sucesos pasados para el presente." (1)

En este sentido, podemos ver una clara conexión entre la moda y la cultura, así como su capacidad de preservar las diferentes culturas de aquellas comunidades que han sido silenciadas e invisibles históricamente en Latinoamérica. La profesora Mónica Codina afirma que crear moda es hoy en día una forma de hacer cultura: “Para pensar sobre cultura, es necesario tener en cuenta las condiciones en las cuales se desarrolla. Toda creación cultural tiene una dimensión material y otra espiritual." (2) En resumen, la moda y el contexto están estrechamente ligados y se nutren el uno al otro. La moda está directamente influenciada por los sucesos sociales, económicos, políticos y artísticos, los cuales se representan en la cultura, pero, sobre todo, la moda actúa como una forma de revalorizar y apreciar los aspectos culturales de la sociedad.

El trabajo de “Manos Zapotecas”, una marca a la cual tuve el honor de entrevistar, mantiene vivas sus tradiciones a la vez que se permiten ser creativos e innovadores. Proceden de Oaxaca, México, y trabajan con mujeres artesanas de la comunidad zapoteca. Tuve la oportunidad de hablar con tres de sus artesanas, Antonia, Malena y Rocío, quienes me contaron que el tejido y el hilado son parte de las tareas que tradicionalmente se pasan de generación en generación entre las mujeres de la comunidad. Hace seis años, una empresa estadounidense les dio la oportunidad de vender sus productos a una mayor escala, proporcionando muchísimos puestos de trabajo y fuentes de ingreso, así como revalorizando la tradición y los diseños originarios de estas comunidades. Se guían por la cultura del Tequio y la Guelaguetza, que significa “apoyo entre hermanos”; la ayuda que se brindan entre las familias y entre todos los miembros de la comunidad. Se trata de la ayuda entre todos, de crear productos con sentido. Ellas creen que el cambio que se está dando, no solo en la industria sino también a nivel social, nos está devolviendo a nuestros principios; que la crisis por la que estamos pasando tiene un fin y es el del volver a nuestros orígenes, ser amables con el medioambiente, con los demás, con nosotros mismos.

Muchas veces no nos damos cuenta del impacto que genera nuestro consumo, pero poco a poco vamos comprendiendo que lo que le hace bien a uno les hace bien a todos. Cada bolso que venden es una gran ayuda para ellas y para su comunidad, pero también es un gran orgullo, pues detrás de cada uno hay muchas mujeres trabajando en conjunto para crear ese producto.

Manos Zapotecas no es solo un ejemplo a seguir, sino que también nos sirve como inspiración para abrir los ojos y darnos cuenta de la enorme cantidad de negocios con los mismos objetivos y valores a quienes podríamos ayudar inmensamente con nuestro apoyo. Como consumidores, es nuestra responsabilidad ser conscientes de a quién y dónde destinamos nuestro dinero.

Bibliografía:

1. Lehnmann, U. (n/d) "Walter Benjamín" [article]

https://fashion-history.lovetoknow.com/fashion-clothing-industry/fashion-designers/walter-benjamin

2. Codina, M. (2004) "Crear moda, hacer cultura" [conference] https://asmoda.com/Content/docs/2_CREAR_MODA_HACER_CULTURA.pdf


6 vistas

© 2020 por ELOQUENTIA. Todos los derechos reservados.

  • Twitter
  • Instagram