Cómo ser sostenible con un presupuesto ajustado

POR ADA ANICIC


English version


Ya que la pandemia de la COVID-19 nos está afectando al bolsillo, el consumo de moda sostenible se ha quedado, aún más si cabe, fuera del alcance de muchos.


Así que para demostrarte que la sostenibilidad no tiene por qué ser sinónimo de gastarse una fortuna, aquí te traigo algunos consejos para ayudarte a ahorrar dinero y que además son respetuosos con el medio ambiente.


Da una nueva vida a tus prendas viejas


Probablemente durante la cuarentena te hayas topado con un montón de cosas que tenías por casa y que ya no usas, incluido ropa.


Mientras la mayoría de las personas tirarían todo esto a la basura (¡algo que en ningún caso deberías hacer!), una persona con conciencia en moda sostenible probablemente se pare a pensar cómo puede reutilizar sus prendas viejas.


Una sudadera que se convierte en un par de calcetines; unos vaqueros que se transforman en pantalones cortos, camisetas viejas que pasan a ser mascarillas. Como ves, hay un montón de posibilidades para reutilizar toda la ropa que haya perdido su encanto original. Si se te da bien coser, ya sea a mano o a máquina, puedes incorporar algunos parches para darle un nuevo toque a tus prendas. También puedes usar pegamento para decorar la ropa con purpurina, perlas e incluso pompones, y marcar una nueva tendencia. Y no solo en la ropa: todos estos consejos también se pueden aplicar al calzado.


Compra prendas de segunda mano


¿Estás en la búsqueda desesperada de un abrigo o unas botas nuevas? No estamos para derrochar, ve a una tienda de segunda mano.


Te parecerá algo extraño de primeras si eres principiante en el mundo de las compras sostenibles, pero, más pronto que tarde, te acabará sorprendiendo la increíble variedad de opciones que hay. Al contrario que en las tiendas de moda rápida, nunca sabes lo que te vas a encontrar en una tienda de segunda mano.


La amplia gama de prendas de diferentes épocas y una selección de artículos vintage te ayudarán a experimentar y explorar tu creatividad fuera de las tendencias de moda del momento. Y no solo eso, también es el lugar idóneo si buscas prendas únicas que puede que nadie más tenga.


Si quieres saber en qué sitios comprar o cómo otros amantes de la moda sostenible consiguen su ropa, solo tienes que seguir sus perfiles en las redes sociales. Las redes sociales también son un lugar ideal para encontrar chollos, así que si estás pendiente, puedes encontrar gente que venda sus prendas viejas a un precio realmente bajo.


Piénsatelo dos veces antes de comprar


Todos somos víctimas de nuestros impulsos, especialmente cuando vamos de compras. Puede que te encuentres una prenda sostenible que te encante, pero ¿de verdad merece la pena?


Ser sostenible también significa aprender a comprar menos y mejor. Ir a un centro comercial puede ser el desencadenante de la compra compulsiva de un montón de ropa de la que luego te arrepientas. En lugar de eso, puedes ir primero a echar un vistazo y reflexionar en casa más tarde sobre las prendas que te han gustado, que realmente necesitas y que merecen la pena. De esta manera, tomarás decisiones más inteligentes, serás más sostenible y, además, ahorrarás dinero.


Crea tus propias prendas


Aunque puede parecer un reto si no sabes coser ni tejer, aprender a hacerlo puede convertirse en tu nuevo pasatiempo favorito, que además es barato y sostenible.


Los patrones, la aguja y la lana son materiales muy baratos a partir de los cuales se puede crear cualquier cosa. La mayoría de las camisetas, camisas o accesorios ni siquiera necesitan una máquina de coser, así que puedes empezar por algo sencillo.


A medida que mejoren tus habilidades, puedes llevar tus prendas a otro nivel añadiendo patrones o parches más complejos. De esta manera, puedes crear ropa única que te quedará como un guante


¿A qué estás esperando para unirte al movimiento de la moda sostenible? Puedes empezar hoy mismo. Cada gesto, por pequeño que sea, importa.



Traducido del inglés por Alba Martínez


37 vistas0 comentarios